martes, 14 de agosto de 2012

Buenas prácticas de tasación


Recientemente, he tenido la oportunidad de conocer una experiencia interesante que paso a compartir con vosotros. Parte de una situación estándar en estos tiempos de crisis, se trata de un típico movimiento para la refinanciación hipotecaria de un activo inmobiliario (Vivienda unifamiliar entre medianeras).

Un banco X solicita la tasación de un inmueble, al poco tiempo, el propietario del mismo, recibe la llamada de una chica que se identifica como la tasadora del banco X (primer patinazo), el banco X no tiene tasadores, encarga las tasaciones a empresas externas. Usted, es la tasadora de la empresa Y que ha recibido el encargo por parte del banco X.

¡¡¡Sí!!!, esas que surgieron como churros durante el boom inmobiliario, eso, eso, ¡¡BOOM, BOOM!! es lo que han conseguido. Esas, cuyos propietarios y gerentes eran los amigos, de yo conozco a los amigos de... Deben quedar algunas menos ahora, empresas con grandes profesionales, experiencia contrastada, trayectoria y tradición, las avalaban... Mi más sincera enhorabuena a todos, ¡¡¡qué gran trabajo y aportación a la sociedad!!!

Volviendo al caso, la conversación continua con una solicitud por parte de la chica al propietario, que bien puede ser carnicero...
  • ¿Tiene un plano del inmueble a tasar? (¡¡Amigos!!, esta chica no tiene muchas ganas de trabajar o... ¿es que cobra poco?, ¿que culpa tendrá el carnicero?). 
La segunda solicitud es:
  • ¿Tiene usted algún recibo de contribución donde aparezca la referencia catastral? (¡¡amiga!! ¿Te has levantado esta mañana con energías, eh?). La página del catastro virtual, a golpe de click te lo ofrece sin que tengas que molestar al pagador, tambien llamado CLIENTE.
A las dos solicitudes, el carnicero, responde que no.
  • ¡¡Joder!!, ¿A que voy a tener que hacer mi trabajo?, ¿A que para esta tasación no voy a poder hacer corta y pega?, se preguntaba ella angustiada, despues de colgar.
Se fija el día y la hora y se produce la ansiada visita para realizar la tasación. Habrá que apretarse el cinturón y hacer un trabajo propio del título de presentación que obstentaste en la llamada inicial, ¡¡¡SOOYY LA TASAADOORA DEL BAANCOO!!! "Que miedo". 

Mes de agosto, centro de Sevilla, seis de la tarde. ¡Que calor!, soy de tensión baja, ¡que cansada por Dios! Estas fueron la tarjeta de presentación y las herramientas de trabajo que presentó nuestra amiga a su llegada. Eso sí, sobre unas plataformas "dragquinianas", muy adecuadas para el ejercicio de la "profesión".

Llama la atención en todo momento, la coherencia, la sensibilidad y la capaciadad de alinearse con la situación de riesgo en la que el carnicero tiene su inmueble. ¡¡¡Chapeau de ala ancha!!!

Esa tarde la mujer del carnicero estaba en el inmueble y perpleja recibió tambien, dos preguntas de la tasadora, "lo bueno, si breve, dos veces bueno":
  • ¿Su casa tiene rejas?, se podría responder con otra, ¿Usted tiene ojos?
  • ¿La ventanas son de acero inoxidable?
Gran pericia la de nuestra amiga tasadora, aguda observadora y gran conocimiento de materiales.
Enhorabuena al Sr. responsable de recursos humanos de la empresa tasadora, o... ¿Es que era amiga de la cuñada de uno de los consejeros del banco X que les encarga las tasaciones? Nunca se sabe, las combinaciones de trepas y enchufados son infinitas.

La tasación va por buen camino... El precio se ve que es lo de menos... jojojojo. Tomadas las medidas interiores con láser y hechas unas fotos. La tasadora entiende que no es necesario subir a la cubierta del inmueble, ni abrir ventanas, ni persianas, ¡¡¡mucho calor!!! ¿¿¿verdad???

Amigos todos, ¡¡¡Bravo!!! ¡¡¡No tengo medidas exteriores, no conozco espesores de cerramiento, cámaras y medianeras!!! No había mejor forma de poner broche de oro al gran trabajo efectuado, ¡¡¡Vamos a inventarnos los metros cuadrados construidos!!! Total, esta tasación me está dando mucho trabajo y cobro muy poco.

Bancos, Empresas, Técnicos y Clientes, POR MEDIOCRES, todos somos culpables de la situación que tenemos y así nos luce el pelo.
Publicado por: Raúl Romero Cantillo

Buenas prácticas de tasación

Share:

Post a Comment

Facebook
Blogger

No hay comentarios:

Publicar un comentario

© ¿Por qué sale agua del enchufe? All rights reserved | Theme Designed by Blogger Templates